Posteado por: vertgreenvert | marzo 5, 2011

El Ascensor.. Incertidumbre

Horas después, la caja de cartón reposaba apilada como un bulto mas en una esquina de la polvorienta habitación, la puerta del almacén estaba cerrada y no es escuchaba el menor sonido, a excepción de unos gemidos apagados que procedían de la caja.
Peter trató de moverse, pero su cuerpo seguía comprimido en la angosta caja y debía limitarse a permanecer inmóvil.
“Mierda de capucha.. Casi no puedo respirar.. Ni tan siquiera me permiten hacer el menor ruido.. Solo recuerdo que quería permanecer despierto y no lo logré debieron de darme algo. Y cuando por fin logré despertarme no se molestaron en darme el menor aviso..”
“¿Para que decirme que me calle?. Donde va a parar.. Es mucho más civilizado dispararme con un taser.. Aún noto los pinchazos que precedieron a la descarga.. Ni tan siquiera me dieron la menor explicación.. Simplemente me dispararon..”
“Mierda.. oigo pasos.. Joder de nuevo alguien se acerca.. Será mejor que intente estar lo mas quieto posible, no quisiera que de nuevo se enfaden conmigo. Y sin embargo.. Quisiera saber a que debo atenerme o que debo de esperar..”
La caja se abrió y unas manos enguantadas le sujetaron y cortaron las cuerdas que apresaban sus piernas.
– Muchas gracias. – Musitó asustado, mientras trataba de sostenerse sobre sus propios pies.
Llevaba horas sin poderse mover y sus piernas reaccionaban con lentitud, a punto estuvo de estrellarse contra el suelo, pero de nuevo las mismas manos enguantadas le sujetaron y le obligaron a caminar.
“Joder.. Quisiera tanto estar equivocado.. Pero.. por mucho que lo pienso solo se me ocurre una razón para que me lleven casi a rastras con las manos esposadas a la espalda y una capucha en la cabeza.. Joder.. Joder.. O mucho me equivoco o esto es una ejecución.. Ahora me darán el tiro de gracia y aquí se habrá terminado todo..”
“Maldita sea mi suerte.. Joder.. ¿Por que me hacen esto?..  Joder.. ¿Por que no me pegaron un tiro en aquel maldito zulo?. Horas y horas encerrado en un saco, medio aplastado en una caja.. ¿Para qué?.. ¿Cuanto tiempo mas durará esta maldita pesadilla?..”

Posteado por: vertgreenvert | diciembre 2, 2010

El Ascensor.. Taser

Robert tecleó rápidamente en su móvil y esperó la respuesta impaciente, jugando con el llavero..
– ¿Y ahora que hacemos?.
– Esperar, no tardarán..
– Viene alguien.. ¿Que hacemos?.
– Esperar, ya te lo he dicho.. ¿Acaso quieres ponerte a lanzar señales de humo?. ¿O quizás quieres que me ponga a tocar el claxon?.
– No, claro que no. Perdona, Robert, estoy algo preocupado.
– ¿Crees que serán ellos?. – Dijo Chals al ver acercarse una furgoneta de reparto
La furgoneta dio vuelta y se acercó a ellos marcha atrás. Cuando estaba a escasos centímetros abrió el portón trasero y un hombre se apeó.
¿Y bien?. ¿Dónde está?.
– En el maletero, donde iba a estar sino..
– Mucho mejor, pasarme la caja.
– Claro, ahí tienes. Toda tuya.. – Dijo Robert
El desconocido empujó la caja, cerró el portón, y arrancó sin siquiera mirar atrás.
Metros mas allá, pulsó su mando a distancia y un portón metálico se abrió el espacio justo para permitir pasar a la furgoneta, cerrándose a su paso.
Sería la última vez que le verían.
Aparcó la furgoneta junto al muelle de carga de mercancías, abrió la portezuela y escuchó unos sollozos apagados que provenían del interior de la caja.
– Maldita sea.. Este cabrón quiere buscarme un lío.. Y no me pagan lo suficiente como para esto..
Abrió la caja con cuidado, desató el mugriento saco, y le disparó su taser
Al instante, se agitó violentamente y se quedó de nuevo inconsciente.
– Mucho mejor..
Colocó la caja, cerrándola con cuidado sobre la carretilla elevadora y la posó en el montacargas.

Posteado por: vertgreenvert | diciembre 2, 2010

El Ascensor.. Inconsciente

– Este puñetero encargo nos está dando mas trabajo que los cinco anteriores juntos. No veo la hora de poder librarme de el. – Dijo Robert
– Joder.. con lo fácil que hubiera sigo meterle una bala entre ceja y ceja, y luego sería un abono estupendo.. Pero no..
– Y tu, fíjate en la carretera, con la que está cayendo y tu jugando con la radio.. ¿Acaso quieres que nos la peguemos?.
– Perdona Robert. Pero.. llevo horas conduciendo. ¿Falta mucho todavía para llegar?.
– Aún no estamos ni a mitad de camino, con que ya estás abriendo la ventanilla, para que la nieve te espabile, porque conducirás todo el camino.
– Pero.. ¿No ibamos a turnarnos?. – Preguntó Chals
– Claro que nos turnaremos, estúpido. ¿Quién crees tu que conducirá a la vuelta?.
– Ah, no me acordaba.. Es cierto.. Pero.. ¿Porque hay tanta prisa en regresar?.
– Entre otras cosas porque no pienso pasar allí ni un minuto mas de lo necesario.
– Aunque claro.. Si tu tienes ganas de quedarte a hacerle compañía, por mí ya sabes que no hay ningún problema. – Dijo Robert mientras le guiñaba un ojo.
– Estamos llegando a la frontera.. ¿Que digo si me paran?.
– Nada, lo mejor es que me dejes hablar a mí, tu de fijo que meterías la pata..
– Y solo me faltaba eso.. Que nos pillen con semejante bulto en el maletero..
– Además, ¿porque nos iban a parar?. Lo normal es que la gente saque cosas de contrabando, no que las meta..
La frontera se dibujaba lejana a sus espaldas, mientras el coche proseguía su camino sin detenerse.
Horas después..
– Robert.. Robert..
– ¿Se puede saber que te pasa ahora?- Contestó medio adormilado
– Creo que hemos llegado. ¿No es ahí donde veníamos?. – Dijo mientras le señalaba un edificio de altos muros
– Si, ya hemos llegado..
– No veo la hora de deshacerme de el. – Resopló Robert

Posteado por: vertgreenvert | noviembre 18, 2010

El Ascensor.. De viaje

– Joder.. Teníamos que haberte dado menos de comer.. Vaya lo que pesas.
– Lo siento mucho. – Gimoteó Peter
– Nada no puedo contigo.. Está visto que tendré que arrastrarte. – Se quejó Chals
” Casi no puedo respirar, me han atado como si fuese.. ¿El que?. Un salchichón.. Mierda.. con el hambre que tengo.. Me llevan días manteniendo a base de pan y agua, y ahora ni siquiera eso.. ¿Que será lo próximo?. No se ni que digo.. ya no habrá nada más.. ¿Porque me iban a poner una oprimente capucha en la cabeza, atarme y además meterme en un mugriento saco?. Sin duda que ahora me llevarán a un lugar apartado y me pegarán un tiro.. Y este tipo va y se queja de mi peso.. Si debo de haber perdido al menos cuatro kilos.. No tengo ni idea de los días, o semanas que llevo secuestrado. Pero.. Ya no hay vuelta de hoja. Ni me escuchan ni me piden explicaciones, ni creo que hayan pedido rescate alguno.. No tengo salida.. “
” Otra vez el maldito ascensor.. ¿Y ahora que vendrá?. Mierda.. ojalá pudiese dejar de temblar.. No quiero darles esa satisfacción.. Pero.. no puedo evitarlo.. Cierro los ojos y solo veo el cañón de un arma que se clava en mi sien..”
– Ya era hora.. Creía que te ibas a ir de merienda con el.. – Dijo Robert
– Se ha resistido, he tenido que explicarle como debe comportarse. – Mintió Chals
– Vamos.. no me cuentes trolas.. ¿Quieres hacerme creer que se te ha resistido un tío que está esposado y además con una capucha en la cabeza?.. Jajaja.. No me hagas reir.. – Se rió Robert
– Al menos te habrás acordado de quitarle la capucha antes de meterle en el saco, ¿no?.
– Sabía que se me olvidaba algo.. Pero no tiene mucha importancia, ¿verdad?.
– No claro que no.. Eso si, como se asfixie por el camino, serás el único responsable, ¿estamos?.
– Ahora mismo, lo hago. Perdona, Robert.
– Deja, lo haré yo. – Dijo Robert mientras abría el saco y aflojaba la capucha que le apretaba el cuello.
– Muchas gracias, os lo agradezco mucho. – Dijo Peter
– Lo que me faltaba.. Sigue despierto.. Chals, eres un completo inepto..
– Por favor, no haré ningún ruido.. Os lo prometo, dejadme estar despierto, por favor. – Suplicó Peter
– Claro.. Como no.. – Dijo Robert mientras le daba un fuerte golpe en la cabeza y le dejaba inconsciente


Posteado por: vertgreenvert | noviembre 18, 2010

El Ascensor.. Malditos papeles

Kimberly, escribía una breve carta, casi un telegrama:

Soy feliz, pero no puedo volver a casa. Algún día espero poder explicaros porque me fui sin avisar. Por el momento, solo deciros que tengo el trabajo que siempre soñé, y que he encontrado lo que nunca creí que sería posible. Alguien con quién compartir mi vida. Muchos besos. Kimberly.

Es lo menos que puedo hacer.. A estas alturas ya se deben de haber enterado que he desaparecido sin dejar rastro. Y no quisiera que estuviesen preocupados por mi culpa. Mucho menos sin motivo..
Oh, como quisiera poder hablarles de Didier, de lo dulce que es, de como se preocupa por mí. De como ha cambiado mi vida en este último mes.. Es increíble como ha dado un giro de 180º.  De estar hundida en el abismo, pase a renacer… Suena cursi, pero es así.
Todo es perfecto, salvo por el pequeño detalle del pasaporte.. Vine aquí con mi verdadero nombre y todo en regla, si, pero se supone que vine de vacaciones.. Debo darme prisa y arreglar cuanto antes los papeles o me meteré en un buen lío.. Quizás debería matricularme en mi carrera e intentar convalidar los créditos que me quedan pendientes.. O conseguir un trabajo que aunque me guste menos tenga contrato.. Sin contrato no tengo nada.. Y lo que está claro es que no pienso volver a mi país, o al menos no todavía.. Es demasiado pronto..
– ¿Que te pasa Sophie?. Pareces muy pensativa, no has dicho nada en toda la comida. ¿Estás bien?.
– Didi, cariño. Estoy bien, solo  que estoy un poco preocupada por los papeles.. Tendría que buscarme otro trabajo rápido.
– Me encanta el que tengo, pero.. No quisiera estar en tu país de forma ilegal..
– No te preocupes el verano ya casi terminó. Y pronto harán falta profesores de idiomas, no deberías de tener ningún problema en encontrar trabajo.
– Tienes razón, seguro que encontraré algo pronto..
-Claro que si, ya lo veras. Te ayudaré y antes de que te des cuenta tendrás un contrato. No permitiré que nos separe una estúpida ley.
-Claro que no, Didi. No nos separara un simple papel.

Posteado por: vertgreenvert | octubre 9, 2010

El Ascensor.. Ciudad de la Luz

 

 

 

” Dos semanas.. Han sido las dos mejores semanas que recuerdo desde hace mucho tiempo.. Didier es tan dulce.. A su lado las preocupaciones se difuminan.. Se alejan volando como si de vapor se tratase.. ¿Dónde has estado tanto tiempo?. ¿Como he podido vivir tanto tiempo lejos de ti..?. Y sin embargo.. Aún no entiendo como he podido enamorarme tan deprisa.. “
” Hay que ver la de vueltas que da la vida.. El otro día estaba hundida,  me precipitaba hacia el abismo sintiéndome culpable de lo que hizo aquel maldito cabrón.. Y ahora.. De pronto, todo ha cambiado. Es increíble como un viaje en avión,  una decisión tomada sin pensar, sin preocuparme más que de huir de allí. Sin llevarme nada.. Parecía condenada al mas absoluto fracaso.. Y sin embargo, bastaron quince días  para que todo cambiase.. Lo que sucedió casi me  parece un mal sueño. Una maldita pesadilla de la que logré despertar a tiempo.. “
” Tan lejano, e irreal.. Y sin embargo, sucedió.. Mi vida se rompió en mil pedazos.. Pero aquí en la ciudad de la luz, todo ha cambiado.. He logrado rehacer mi vida como Sophie.. Por supuesto sigo siendo yo, Kimberly.. Pero todos cuantos he conocido me conocen por Sophie.. Lo de menos es el nombre. Mi vida vuelve a tener sentido y lucharé por ella. No permitiré que nadie me la vuelva a estropear.. Me merezco ser feliz.. Bueno, quizás no me lo merezca, pero.. por ahora no hago daño a nadie y me viene bien pensar así.. Total que sí, me merezco ser feliz, y lo soy.”


Posteado por: vertgreenvert | septiembre 25, 2010

El Ascensor.. Saco

Peter aún sollozaba cuando escuchó el motor del ascensor.
“Joder.. ¿Que coño pretenden hacer conmigo?. No les basta que esté en este jodido ahujero.. No, no les bastaba. Ni siquiera les bastó con esposarme las muñecas a la espalda. Mierda.. No soporto esta bolsa, si al menos me hubiesen vendado los ojos. Pero no, me han puesto una jodida bolsa. ¿Que coño creen que podría aún hacer para tratar de defenderme?. ¿Y porque iba a querer defenderme?. A estas alturas tan solo quiero que se termine todo, y cuanto antes mejor..”
El ascensor se detuvo, mientras Peter daba un respingo y temblaba de pies a cabeza.
– Tumbate y no me hagas perder el tiempo. – Dijo Chals, mientras le tumbaba de un empujón.
– Haré lo que me digáis, pero por favor, no me pegues. – Dijo Peter en un hilo de voz
– Mucho mejor, quiero terminar con esto cuanto antes. – Dijo Chals mientras le ataba los tobillos con fuerza.
– ¿Que pasa?. ¿Porque me estás atando?.
– Silencio o lo pagarás caro. – Dijo mientras le ataba las rodillas juntas.
” Mierda.. mierda.. No se lo que pretenden, pero.. No puede ser nada bueno, nunca me habían atado así, ni mucho menos tan fuerte. ¿Que sentido tiene atarme si estoy encerrado en un ahujero inmundo y sin posibilidad alguna de huida?. No entiendo nada.. “
– Date la vuelta, vamos, gira. – Dijo Chals mientras le empujaba.
– Lo estoy intentando, pero apenas si puedo moverme. Lo siento mucho. – Dijo Peter asustado.
– Estoy terminando, no te muevas y no te haré nada. – Dijo Chals mientras le ataba los codos muy apretados.
– Muy bien, ahora te ayudaré a incorporarte un poco. – Dijo mientras le arrodillaba.
– Inclínate todo lo que puedas hacia delante, ya casi terminé. – Dijo Chals mientras unía sus tobillos a sus muñecas.
– Y ahora lo mas difícil, espero que quepas.. – Dijo mientras le metía dentro de un saco, y lo cerraba.
– Por favor.. Nooooooooooo.
– No podré respirar, por favor.. Quitame la capucha, por favor.. – Chilló Peter aterrado.


Posteado por: vertgreenvert | septiembre 5, 2010

El Ascensor.. Miedo

“Esto es desesperante.. Y lo peor es que no entiendo nada. Después de tantos días en el sótano, cuando ya me había recuperado y pensaba que me iban a liberar, canjear o lo que sea. Aquí estoy otra vez,  he vuelto al punto de partida. De nuevo estoy en este jodido agujero mirando para arriba.. Como si sirviese de algo ver el ascensor ahí suspendido, tan cerca y a la vez tan lejos. A veces desearía que le fallasen los frenos y se rompiesen los cables cayendo sobre mí. Al menos saldría de aquí, se acabaría todo en segundos..”
Peter caminaba hacia un lado, daba un par de pasos, un empujón a la pared y se daba la vuelta para de nuevo dar un par de pasos, justo la distancia que el exiguo espacio le permitía.
De pronto el pequeño ventanuco se abrió y una luz le cegó los ojos, Peter protegió sus ojos con la mano, mientras con la otra iba casi a tientas teniendo cuidado de no caerse.
“Días y días sin verles, tan solo un mendrugo de pan y el cubo con agua para que bebiese y nada mas, todo estaba aquí puntual cada mañana, sin el menor contacto humano. Y de pronto esa maldita luz sin dejarme ver. ¿Que querrán ahora?. ¿Mas fotos?. ¿Acaso no fueron suficientes?..”
Peter temblaba asustado cuando llegó al ventanuco y acercó sus manos, tal cual le habían enseñado a hacer.
– Así no estúpido. Date la vuelta y acerca tus muñecas.
– Lo siento mucho, ahora mismo lo hago. – Se disculpó Peter preocupado.
“¿Como pretenden que coja lo que sea si me doy la vuelta?. Así seguro que se me caen los periódicos o lo que sea..”
Robert le agarró las muñecas y le puso las esposas, tan apretadas que casi le cortaban la circulación.
– Y ahora tranquilo. – Dijo Robert mientras le metía la cabeza en una sofocante bolsa de tela negra y se la ataba al cuello.
Peter se echó a llorar asustado, el ventanuco se cerró de golpe y el se dejó caer al suelo.



Posteado por: vertgreenvert | agosto 23, 2010

El Ascensor.. A pulso

Robert entró en la habitación y observó las cámaras curioso.
– ¿Tenías prisa por cargártelo?. Casi la palma y vuelvo y veo que le has dado una paliza.. ¿Te crees que es tu juguete o que?.
– Ha recibido una visita de alguien que al parecer le aprecia mucho.. Y me ha dicho que en breve se lo iba a llevar.. ¿Es eso cierto?.  ¿Nos libraremos pronto de el?.
– Se mas o menos lo mismo que tu. Sabía que eras poco discreto, pero esto ya es mucho. ¿No se supone que te habían dicho que no me contases nada?.
– Lo sé, soy un autentico bocazas.. pero, no podía permitir que pensases que yo le había dado una paliza..
– Joder.. Pues habría estado bien, por lo menos demostrabas un poco de iniciativa, coño. Que te lo hay que dar todo hecho..
– Esta visto que sirves para lo justito, vigilar, más bien poco y mal.. Y para nada más.
– Anda, sueltale y tráele aquí. ¿Podrás hacerlo tu solo o necesitas ayuda?.
– Pero.. ¿Y el suero?.
– Que suero ni que ostias.. Se lo quitas y listo..
Al rato volvió Chals, llevaba a Peter con las muñecas esposadas a la espalda, y fuertemente sujeto.
– Siéntale ahí. – Dijo mostrando el borde de la trampilla y ve a dar una vuelta..
– Claro, como quieras..
– ¿Podría por favor sentarme un poco mas lejos de la trampilla?. – Dijo Peter preocupado.
– Tranquilo.. Si colaboras no tiene porque sucederte nada.. – Dijo Robert mientras le mostraba su arma.
– Haré lo que me diga, no tendrá queja, se lo aseguro.
– Por supuesto que lo harás. – Dijo mientras le cogía por los pies y le inclinaba, sosteniendo su peso a través de la trampilla.
– Esto ha sido solo un aviso.. La próxima vez te dejaré caer, y si es que el golpe no te mata, no tendré ningún problema en hacerlo yo mismo. ¿Has comprendido?.
– Si, haré lo que sea, súbame, por favor.

Posteado por: vertgreenvert | agosto 11, 2010

El Ascensor.. Agotado

Peter se encogió como pudo, e intentó contener las lágrimas.
– Estás hecho un asco.  ¿Tu quieres complicarme la vida, verdad?. – Dijo Chals enfadado
– Lo.. Lo siento, no ha sido culpa mía. – Se disculpó asustado.
– Debe de estar a punto de llegar Robert, y no hay ni por donde cogerte.. – Dijo Chals mientras se ponía unos guantes.
– La próxima vez que tenga que limpiarte te doy dos ostias. ¿Me oyes?. – Dijo Chals mientras le limpiaba la sangre de su nariz, que aún goteaba.
– Gracias, siento darte tanto trabajo. – Dijo Peter asustado.
Chals salió de la habitación sin decirle nada y dejando abierta la trampilla.
“La tele.. Hace tanto que no la veo.. Es como si las cosas cotidianas hubiesen dejado de existir para mí. Cosas a las que nunca damos importancia. Escuchar el alegre trino de los pájaros, el abrazo de alguien..”
“¿Y porque no..? Aunque fuese el sonido del tráfico, las prisas, los semáforos.. El sonido del impertinente claxon.. Las voces de la gente en la calle.. Pero no, todo eso ha dejado de existir para mi.”
“Uffff, ya vuelve.. Mierda.. Estoy demasiado agotado y dolorido como para poder soportar lo que sea que pretenda hacerme. Joder.. ¿Que coño trae en la mano?. “
– Te voy a poner un poco de hielo, mas te vale no moverte hasta que tu cara vuelva a parecer normal.
– No me moveré, no te preocupes. – Dijo Peter asustado.
– Mas te vale, o lo pagarás. Y otra cosa. Ni se te ocurra mencionar a nadie la visita que has tenido o te haré la vida infinitamente mas complicada de lo que es ahora. Es más, suplicarás tu muerte.
– No hablaré, no diré nada. – Dijo Peter al borde de las lágrimas.
– Y ni se te ocurra quejarte en todo el día. Mas te vale poner tu mejor sonrisa para las fotos.
– No lo haré. Haré solo lo que me digáis. No os daré problemas.
– Mucho mejor. – Dijo quitando el paño con hielo de su cara.
– Y ahora silencio, que estoy a media partida. – Dijo Chals cerrando la trampilla.


Older Posts »

Categorías